LAVAR A MANO O CON AGUA FRÍA

NO USE LEJÍA NI SUAVIZANTE

NO PLANCHAR

NO LAVAR EN SECO

NO UTILICE SECADORA

A continuación encontrará algunas notas e indicaciones que pueden ser útiles para el uso de prendas y su mantenimiento. Recuerde que - como todo tipo de ropa – las prendas no están hechas para durar para siempre. Sin embargo, siguiendo algunas sugerencias simples pero esenciales, se puede extender la vida útil de la prenda.

Antes del uso

Nunca use cremas, aceites balsámicos y productos para el calentamiento (invierno) o de protección solar (verano) bajo de las prendas hechas con fibras elásticas. Estos productos contienen sustancias químicas que conducen a un rápido deterioro de todos los tejidos fabricados con spandex.

Después del uso

Después de cada utilización, colgar la ropa en un ambiente bien ventilado o lavarla inmediatamente. No cuelgue las prendas a la luz directa del sol. Nunca guarde la ropa húmeda en un ambiente sin ventilación (por ejemplo, bolsas de plástico, bolsas de deporte, maletas, etc.).

Si su cuerpo tiene una tendencia a sudar mucho, enjuague las prendas después de cada uso para proteger las fibras de los ataques de bacterias que pueden conducir a un deterioro del tejido.

Lavado

Es aconsejable lavar las prendas por separado de otra ropa/accesorios para evitar la fricción. Antes de lavar, gire las prendas del revés (costuras en el exterior).

Es posible lavar en lavadora, pero siempre posiblemente use una bolsa de lavado, un ciclo delicado y agua tibia (máx. 30° C). No utilice blanqueadores y/o suavizantes. Use solamente un detergente líquido suave. No utilice el remojo como técnica, ni retuerza ni frote la prenda. Se debe evitar usar la secadora después del lavado. Para eliminar el exceso de agua de la prenda, apretar suavemente con la mano. Se pueden secar las prendas en plano o colgadas, pero no hay que usar la secadora.

Pilling

El pilling del tejido no ocurre por sí mismo, es siempre el resultado de la fricción y la abrasión en superficies rugosas. Por esta razón le sugerimos evitar el excesivo contacto de la prenda con superficies rugosas o agudas que puedan desgastar el tejido.

Recuerde que el pilling nunca es un fallo de producción, sino el resultado de acciones mecánicas descritas anteriormente.